fbpx

Consejos para mantener el coche en buenas condiciones de cara al invierno

El invierno puede ser una temporada desafiante para los conductores y sus vehículos. Las bajas temperaturas, la nieve, el hielo u otras condiciones climatológicas adversas pueden tener un impacto significativo en el rendimiento y la seguridad del automóvil.

Así lo señala Pedro Rodríguez, comercial del departamento de piezas de Desguaces Madrid y quien nos asegura que, durante la época más fría del año, son muchas las averías a las que puede enfrentarse un vehículo. Para que esto no ocurra, y con el objetivo de garantizar que tu coche esté en óptimas condiciones durante la estación invernal, hemos destacado algunos consejos.

¿Te gustaría conocer la mejor forma de mantener tu coche en perfectas condiciones durante el invierno? ¿Te preocupa el estado de algún sistema o componente concreto? A continuación, y con la ayuda de Desguaces Madrid, te proporcionaremos una guía detallada sobre cómo preparar tu coche para el invierno.

La importancia del mantenimiento invernal

Antes de sumergirnos en el conjunto de recomendaciones que debéis seguir para el correcto mantenimiento del coche en invierno, es de elevada importancia comprender la relevancia del mismo, pues ¿Por qué hacerlo antes de que bajen las temperaturas? ¿Qué consecuencias puede generar el frio o la nieve en el vehículo?

Las condiciones invernales, caracterizadas por temperaturas extremadamente bajas, nevadas y carreteras resbaladizas, aumentan significativamente los riesgos de accidentes automovilísticos. Con ello, y ante la falta de mantenimiento y revisiones en los componentes críticos (frenos, neumáticos, iluminación…) tu capacidad para reaccionar de manera efectiva ante situaciones de emergencia se verá comprometida.

Además, no hacerlo puede generar fatales consecuencias, destacando a continuación algunas de estas:

  • Inconvenientes a largo plazo: Las bajas temperaturas pueden afectar negativamente la batería y otros componentes, lo que puede llevar a un rendimiento deficiente o incluso al fallo del motor, siendo daños costosos de reparar y que pueden disminuir la vida útil del coche.
  • Incremento de la fatiga y el estrés: La falta de mantenimiento puede hacer que enfrentes situaciones incómodas y estresantes durante el invierno, como quedarse tirado en medio de la carretera o que los neumáticos se desinflen o rompan por su desgaste.
  • Aumento en inversiones o reparaciones: Un coche que no está preparado para las condiciones invernales tiene más probabilidades de sufrir daños mecánicos o averías, lo que significa visitas más frecuentes al taller y facturas más altas.

Como has podido ver, no es una opción ignorar el mantenimiento del vehículo cuando está llegando el invierno. Mantener tu coche en óptimas condiciones es una inversión en seguridad, durabilidad y comodidad ¿Te gustaría conocer las revisiones o consejos de mantenimiento a seguir? ¡Te los enseñamos ya!

¿Sabías que ofrecemos asesoramiento gratuito durante toda la reforma? 😉

Contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte o resolverte cualquier duda.

Elementos que se han de revisar durante el invierno

Pese a ser todos los componentes del automóvil importantes, algunos de estos requieren de unas revisiones y mantenimientos específicos con la llegada del frío y sus condiciones climatológicas. Por ello, y a continuación, os mostramos las piezas y sistemas que se han de revisar para evitar averías durante el invierno.

Líquidos o fluidos

El conjunto de fluidos que monta el coche desempeñan un papel fundamental en el vehículo y sus sistemas, entre los que destacan el aceite del motor, el anticongelante y el líquido limpiaparabrisas. De cara al invierno, es importante:

Tutuning en Yutube
  • Cambiar el aceite del motor: Usar un aceite adecuado para bajas temperaturas garantizará que el motor esté bien lubricado y funcione sin problemas, por ello, se debe de cambiar siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Comprueba el nivel de anticongelante: Asegúrate de que el nivel de refrigerante sea el correcto, así como la mezcla de agua y anticongelante. Esto te evitará problemas graves como la congelación del circuito, que puede resultar en daños costosos.
  • Verifica el estado o nivel del limpiaparabrisas: La visibilidad es fundamental para tu seguridad al conducir en invierno, por ello, deberás de asegurarte de que el líquido limpiaparabrisas esté lleno y que contenga una fórmula resistente al congelamiento.

Asegúrate de seguir un programa de mantenimiento adecuado y consulta a un profesional si tienes alguna duda sobre la preparación de tu coche para la temporada invernal.

Neumáticos

Cuando se trata de preparar tu coche para el invierno, los neumáticos son una de las partes más críticas que debes tener en cuenta, aconsejándose en todo caso adquirir unos de invierno específicos ¿Sabías que los neumáticos de invierno están especialmente diseñados para funcionar en temperaturas frías o en condiciones de nieve?

Invertir en neumáticos de invierno de calidad puede marcar una gran diferencia en tu capacidad para maniobrar de manera segura en carreteras resbaladizas y evitar accidentes. Si no es una de tus opciones a escoger, te recomendamos:

  • Inspeccionar la banda de rodadura: Puedes hacerlo con el método de la moneda; si el relieve de la banda de rodadura es menor que el grosor del borde dorado de una moneda de un euro, es hora de reemplazar los neumáticos.
  • Realiza la rotación y el equilibrado: Es importante realizar rotaciones regulares de los neumáticos y equilibrarlos, asegurando con ello un desgaste uniforme y una conducción más suave.

En conclusión, invertir en neumáticos de calidad y realizar un mantenimiento adecuado es esencial para preparar tu coche para el invierno.

Batería

Son muchos los conductores que, hoy en día, subestiman la batería del coche y sus funciones, siendo este un elemento imprescindible para el correcto funcionamiento del vehículo y sus sistemas, pues no solo es responsable de arrancar el motor, sino que también proporciona energía para una variedad de sistemas y dispositivos, como las luces, el sistema de calefacción, la radio y los sistemas de seguridad.

Para garantizar un correcto arranque de tu coche por las mañanas, y sobre todo en épocas invernales, te aconsejamos:

  • Verificar el voltaje de la batería: Comprueba visualmente la batería en busca de signos de corrosión o daños. Asegúrate de que los terminales estén limpios y ajustados.
  • Hacer una prueba del voltaje: Si tienes dudas, puedes realizar esta prueba con un medidor de batería. Recuerda que esta pieza sana debería leer al menos 12.4 voltios.
  • Si está débil, reemplázala: Si tu batería tiene más de 3-5 años de antigüedad, considera cambiarla antes de que llegue el invierno.

¡No te olvides de esto! Conservar la batería en un lugar cálido o utilizar una manta térmica puede ayudar a mantener su rendimiento siempre que no se esté conduciendo el vehículo.

Sistema de calefacción

Si no se realiza un mantenimiento adecuado, el sistema de calefacción puede experimentar problemas como la falta de calor, una temperatura irregular o incluso la emisión de olores desagradables, además, puede obstaculizar la visibilidad, lo cual es esencial para la seguridad.

Las bajas temperaturas pueden afectar negativamente tu capacidad para concentrarte y reaccionar de manera efectiva al conducir, de ahí la importancia de mantener el sistema de calefacción en perfectas condiciones. Para asegurarnos del correcto funcionamiento del sistema, deberemos:

  • Cambiar el filtro de habitáculo: Para mantener un flujo de aire limpio y eficiente en el sistema de calefacción.
  • Verificar el nivel de líquido refrigerante: Un sistema de calefacción que funciona con baja cantidad de refrigerante puede no calentar correctamente el interior.
  • Comprobar el funcionamiento de la ventilación: Asegúrate de que las salidas de aire y los controles de la ventilación estén funcionando correctamente, así como que puedas cambiar la temperatura y la dirección del flujo de aire según sea necesario.

Si notas que la calefacción no funciona adecuadamente, consulta a un mecánico para inspeccionar y, si es necesario, repara los componentes del sistema.

Sistema de frenado

En condiciones invernales, donde las carreteras pueden estar cubiertas de hielo y nieve, la capacidad de frenado es esencial, pues permite una rápida y efectiva respuesta, marcando con ello la diferencia a la hora de evitar un siniestro en la vía.

Para asegurarte de que tu sistema de frenado funcione de manera óptima durante el invierno, aquí hay algunas pautas importantes a seguir:

  • Inspecciona las pastillas de freno: Comprueba su estado y realiza su cambio en caso de desgaste u obstrucción, de lo contrario la capacidad de frenado disminuirá.
  • Comprueba los discos de freno: Inspecciona los discos de freno en busca de desgaste o daños, estos componentes lisos y en buen estado garantizan un frenado eficiente.
  • Verifica el nivel del líquido de frenos: Asegúrate de que el nivel de líquido de frenos esté en el rango adecuado, en caso negativo, realiza su cambio para evitar inconvenientes.

Como hemos mencionado al inicio de este mismo punto, un sistema de frenado en buen estado te proporciona la confianza de que podrás detener tu coche de manera efectiva en condiciones adversas ¡Recuérdalo!

Ignorar el mantenimiento invernal es un riesgo que no debemos correr, ya que puede tener consecuencias graves, tanto en términos de seguridad como de costes ¡Prepárate para el invierno y disfruta de una temporada segura y sin preocupaciones en la carretera! ¿Tienes dudas? No olvides que puedes dejárnoslas en comentarios!

Abrir WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
¿Necesitas más información para homologar tu vehículo?