La ITV y la homologación del porta matrículas de moto

homologar moto custom

La ITV y la homologación del porta matrículas de moto

Anualmente tu moto tiene que pasar un examen y tienes que tenerla preparada para “aprobarlo”. Esta revisión periódica es una forma de garantizarte que tu moto es segura, que no te va a fallar porque está en buen estado y vas a prevenir antes de que ocurra algo. Para eso precisamente sirve realmente la ITV.

Siempre que elimines previamente cualquier motivo de fallo en tu moto y pases la ITV convenientemente preparado evitarás que nos detecten posibles fallos reales y graves.

Al igual que los coches, las motos tienen la obligación de pasar la ITV al cuarto año desde su primera matriculación y después cada dos (a partir de diez años, también cada dos años). Visualmente se distingue haber pasado la ITV con un sello en la ficha técnica con la fecha en la que tienes que volver. También te darán una pegatina para que la pongas en la moto, que debes mostrar pegada en ella. Aunque es igual de obligatorio que en el coche, en muchas ocasiones se suele hacer la “vista gorda” y poca gente las pega, si eres de los que no quiere pegarla a pesar de la obligatoriedad al menos guárdala con la documentación de la moto, por si acaso.

La matrícula de la moto es un elemento fundamental a tener en cuenta antes de pasar la ITV. De hecho, muchos de los problemas al pasar la revisión de la moto pueden surgir de las matrículas y los porta matrículas. Los transformadores y preparadores de motos la tienen en cuenta, sobre todo, porque les genera muchos problemas. El estado de la matrícula, que se considere como un elemento cortante o incluso la ubicación de la matrícula son los principales motivos que pueden provocar que no pasemos la ITV de nuestra moto y tengamos que volver a repetirla.

Ubicación de la matrícula

Por una mala ubicación de la matrícula se puede suspender la ITV. No se puede cambiar de lugar, sin más, aunque moleste. Actualmente, es habitual encontrarse con ubicaciones muy imaginativas en los nuevos modelos de motos. Algunas parecen que se suspenden por delante de la rueda trasera de la moto, otras van colocadas en un lateral, encima del piloto…. Y cambiarlas de sitio puede convertirse en una complicación. La ubicación debe de ser la que se contemplaba en el diseño original de la moto y si la colocamos en otro lugar, puede estar considerado una reforma que nos obligase a homologar esta reforma (https://tutuning.net/como-homologar-moto/).

Las matriculas en el lateral no están permitidas y por tanto no se pueden legalizar ya que no cumplen los criterios de visibilidad.

La matricula ha de ir centrada y a un ángulo como máximo de 30º con respecto a la vertical (adjuntamos fotografía de ejemplo.)

También comentar que es muy importante que las luces tengan buena visibilidad ( intermitentes, piloto, catadióptrico) y no queden tapadas por la matrícula. El catadióptrico no puede tapar la matricula en ningún caso. Esto lo trataremos en un artículo más adelante ya que están dando muchos problemas en itv.

Material de la matrícula y porta matrículas

La matrícula debe de estar siempre en perfecto estado, no se puede modificar, ni doblar y tiene que ser legible. Doblar la matrícula, de hecho, es uno de los casos típicos de problemas en la ITV. Según la ley de seguridad vial es motivo de sanción intentar eludir la vigilancia del vehículo y llevarla doblada puede interpretarse como una medida para eludir la vigilancia de la moto. Las matrículas pueden estar inclinadas no más de 30 grados sobre el plano vertical.

En la actualidad existen matrículas de moto acrílicas o de ABS que representan un importante avance en materia de seguridad. El filo de la chapa de la matrícula puede convertirse en un cuchillo en determinadas circunstancias y el mayor grosor de las de plástico en parte subsana este problema.

Los dos tipos de materiales, chapa y plástico, son perfectos para grabar la matrícula, pero es recomendable que si usas una de chapa la rodees con un porta matrículas de plástico que, de alguna manera, mate el filo. Este deberá ser de un grosor de 3 milímetros como mínimo al conjunto. Si la matricula es acrílica no hace falta que se cubra el borde.

Hay que tener en cuenta que la ubicación y el material se tienen en cuenta a la hora de dar por válida la ubicación de la matrícula. Cabe la posibilidad de que al pasar la ITV una matrícula queda demasiado expuesta y constituya un elemento cortante. Seguramente el inspector haga una advertencia en el informe si se ubica sobre la aleta en posición vertical en el lateral o colgando del sub chasis o sobre un soporte añadido al eje de la rueda.

Pero si la matrícula está ubicada en una posición normal, resguardada bajo el colín de la moto, los intermitentes y el catadióptricos, aunque sea de chapa, no provocará ninguna advertencia en el informe de la ITV.

Tamaño de la matrícula

Aunque en 2010 se introdujo una nueva medida de matrícula para motos de trial y de enduro más pequeña, de 132 x 96 milímetros, que exclusivamente sirve para las motocicletas de este tipo y que no se puede usar en el resto de las motos, con el tamaño de la matrícula no se puede inventar demasiado. La medida ordinaria de las matrículas para moto es de 220 x 160 milímetros. La norma extraordinaria de 2010 se introdujo por motivos de seguridad, ya que se trata de un tipo de moto en el que la medida estándar representaba siempre un peligro para su conductor en caso de caída. También esta norma legisla el tipo de matrículas para ciclomotores, también de un tamaño reducido, y cuadriciclos ligeros.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail