fbpx

Consejos para tener un buen viaje con tu camper

¿Estás deseando sacar tu furgoneta camper a recorrer kilómetros? Claro que sí. Las vacaciones de tus sueños están a la vuelta de la esquina, pero antes de salir, hay que tener en cuenta algunas cosas. En este artículo, te mostraremos qué debes tener en cuenta antes y durante tus escapadas en camper.

¿Qué es una camper?

Una furgoneta camper es una forma estupenda de hacer más cómoda su experiencia de acampada.

En lugar de llevar todo tu equipo (saco de dormir, olla, hornillo de gas) en una mochila, puedes llevarlo dentro de tu casa con ruedas y pernoctar más libremente.

Tener una camper tiene muchas ventajas, pero la más evidente es el almacenamiento. Sin embargo, te advertimos que, aunque esta joya sobre ruedas es espaciosa, debes abstenerte de llevarte media casa.

He aquí algunos consejos para que su viaje sea más agradable.

Lleva sólo lo que necesitas

Recuerda que una autocaravana no es un almacén. Lleva sólo lo que necesitas para tu viaje. Su lista debe incluir al menos los siguientes elementos

Ropa

Obviamente, necesitarás ropa extra. Lleva calcetines, ropa interior, camisetas, pantalones y no olvides llevar una sudadera con capucha. Aunque sea verano, es conveniente llevar un par de chaquetas. Dependiendo del lugar en el que se practique el senderismo, puede hacer mucho frío por la noche.

¿Sabías que ofrecemos asesoramiento gratuito durante toda la reforma? 😉

Contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte o resolverte cualquier duda.

Papel higiénico

Lleva toallitas para bebés, champú, jabón, cepillo de dientes, desodorante y todo lo que pueda necesitar para la higiene diaria.

Alimentos

Lleva alimentos que puedan cocinarse en una estufa de gas o en un fuego. Si tu camper tiene nevera, puedes llevar algo de carne o verdura y cocinar. Lleva una olla arrocera o una sarten para que las cosas no se compliquen demasiado. La belleza reside en la sencillez.

Varios

Lleva un cargador de móvil, un adaptador universal, un telescopio plegable (si lo tienes), una linterna, repelente de insectos, crema solar, cerillas, un mechero y dos o tres toallas de repuesto.

Elige bien el sitio donde dormirás

Acampar es, en cierto modo, una práctica engañosa. A menudo sentimos el deseo de aparcar el coche en cualquier sitio e irnos de camping. La espontaneidad en una camper es una forma estupenda de viajar, pero nunca está de más planificar con antelación.

Encuentra un lugar preparado para acampar. Asegúrate de que tienes acceso al agua y una plaza de aparcamiento nivelada (para que la manta no se caiga de la cama por la noche).

Revisa todo antes de salir

Antes de salir de viaje, no olvides revisar tu furgoneta. No querrás tener problemas durante tu viaje si está en medio de la nada. Es una buena idea llevar la furgo a un mecánico para que la revise, sobre todo si hace que no se utiliza.

No olvides llenar el depósito de agua

Si tu furgoneta tiene un suministro de agua, como una ducha portátil o agua potable, asegúrate de tener suficiente agua para tu viaje.

Evita el uso incontrolado de la electricidad

Acuérdate de apagar el motor y las luces antes de acostarte. Es tentador escuchar tus canciones favoritas antes de irte a la cama, pero recuerda que la batería de tu furgoneta tiene una potencia limitada. Y probablemente no tengas un garaje cerca para recargarla. Si tienes paneles solares en el techo, comprueba regularmente la carga de la batería.

Ten siempre a mano una linterna

Las furgonetas tienen mucha capacidad de iluminación, pero para ahorrar energía es buena idea utilizar una linterna. Si necesitas ir al baño en mitad de la noche, utiliza la linterna en lugar de encender el motor. Así no despertarás a todo el mundo. Es una buena idea llevar una linterna frontal para este propósito.

No olvides llevar almohadas y sábanas limpias

Es obvio, pero algunos campistas tienden a olvidarse de llevar sábanas y almohadas adicionales. Además, si vas a pasar varios días en la montaña, no olvides una manta gruesa, ya que las noches pueden ser frías.

Cierra bien la furgoneta

Cuando salgas de excursión o a hacer turismo, no olvides cerrar y asegurar tu furgoneta. Nunca se sabe quién puede estar al acecho.

Ventila tu furgoneta

Evita aparcar al sol y recuerda mantener las puertas abiertas en la medida de lo posible. La ventilación es esencial, especialmente cuando se duerme. No querrías dormir en un horno, ¿verdad?

Vigila el depósito de combustible

Es fácil pasar por alto el indicador de combustible de tu furgoneta cuando estás fuera de casa. Si planificas tu viaje con antelación y calculas aproximadamente tu consumo de combustible, sabrás más o menos cuándo y dónde parar

Abrir WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
¿Necesitas más información para homologar tu vehículo?